La crisis alimentaria es provocada por los altos precios, considera la AMBA

En México se producen los comestibles suficientes para satisfacer la demanda de la población, pues al año se generan 200 millones de toneladas, pese a lo cual 14.4 millones de personas en el país se encuentran en pobreza alimentaria, planteó Luciano Aimar Reyes, presidente de la Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos (AMBA), quien expresó que así como la actual crisis mundial alimentaria no es por escasez, sino por los altos precios que han alcanzado esos productos, la inseguridad alimentaria en que viven millones de mexicanos se deriva del hecho de que no perciben lo necesario para comprar comestibles.

En entrevista con este diario, con motivo de la conmemoración del Día Mundial de la Alimentación y la realización por parte de la AMBA de una colecta de comestibles que se efectuará el próximo 18 de octubre en todo el país, precisó que se requiere la solidaridad de las naciones para acabar con el problema del hambre en el mundo, la cual afecta a 923 millones de personas y provoca la muerte, cada día, de 40 mil niños por la malnutrición y enfermedades relacionadas con esta condición.

En cuanto a la colecta de alimentos de mañana, precisó que gracias a un convenio firmado con la Asociación de Scouts de México, 25 mil de sus miembros en el país solicitarán alimentos a la población en sus domicilios, a los que se sumarán 75 mil elementos de la Marina, del Ejército y de los jóvenes que realizan el Servicio Militar Nacional. También se recibirán aportaciones en los principales centros comerciales del país.

Llamó a la población a colaborar con la colecta, pues la meta es reunir “2 mil toneladas de alimentos”, cantidad necesaria para otorgar cerca de “8 millones de comidas al millón 200 mil beneficiarios de los 60 bancos de alimentos afiliados a la AMBA”.

El directivo de la asociación precisó que la mayor parte de subnutridos en el mundo se encuentran en África y acotó que también se presenta una situación crítica en regiones como Asia Meridional, en Bangladesh, Paquistán y la India. Expuso que en América el caso más preocupante es Haití.

En contraparte, resaltó que “los demás países somos altamente superavitarios en alimentos, al grado que Argentina produce suficientes para cubrir las necesidades de 350 millones de personas y su población es de alrededor de 40 millones, mientras que Canadá, Estados Unidos y México somos grandes productores de alimentos. México lo es especialmente de frutas y legumbres, por lo que no deberíamos tener problemas de hambre.

“Entonces la inseguridad alimentaria es por acceso al alimento, porque hay mucho en estos países, pero las personas de bajos ingresos no pueden adquirirlos; y eso provoca que haya hambre y desnutrición en este tipo de naciones”.

Tras citar que los bancos de alimentos son el “puente entre la abundancia y la carencia”, indicó que aunque la labor de los bancos es importante aún es insuficiente, dada la cantidad de personas que viven en pobreza alimentaria. Por esto muchos bancos tienen listas de espera que representan entre 10 y 15 por ciento del padrón total de beneficiarios, por lo cual se calcula que están en espera de recibir apoyo entre “60 mil y 120 mil personas”.

Explicó que los bancos de alimentos están conformados por “ciudadanos que tienen el interés de hacer llegar los alimentos que este país produce en grandísimas cantidades a los excluidos del desarrollo, y esto lo hacen mediante el acopio de alimentos recurriendo a las empresas que los producen, a los criadores, los productores y pescadores”.

0 comentarios: